DO RIBERA DEL DUERO

Pago de Carraovejas da el paso definitivo hacia los vinos de terruño

EL NORTE
06/10/2017
Pago de Carraovejas 2015, el vino único de la bodega del mismo nombre de Peñafiel (Valladolid), abandona la clasificación tradicional en función de los tiempos de crianza para unirse firmemente a una corriente imparable en España que defiende el origen y carácter de los vinos por encima de los procesos estandarizados de elaboración. De esta manera, la bodega ribereña Pago de Carroovejas de un paso definitivo hacia los vinos de terruño para unirse a los de parajes y añadas singulares Anejón y Cuesta las Liebres.
 
El año 2017 ha sido testigo de profundos avances en Pago de Carraovejas: amplía y consolida su equipo, inaugura Ambivium, un restaurante que rompe los moldes más tradicionales de la zona, recibe varios galardones que reconocen su labor y redefine sus vinos, marcando claramente la línea a seguir en los próximos años.


Pedro Ruíz, que con sólo 35 años, cumple 10 al frente de la bodega, lidera un equipo directivo que está conduciendo a la bodega ribereña hacia sus siguientes retos: el apuntalamiento de sus vinos entre los iconos españoles, la internacionalización y el trabajo incansable en los viñedos con mayor potencial de la Ribera del Duero.


La cara más visible de este avance con paso firme es Pago de Carraovejas 2015, el vino único de la bodega que abandona la clasificación tradicional en función de los tiempos de crianza para unirse firmemente a una corriente imparable en España que defiende el origen y carácter de los vinos por encima de los procesos estandarizados de elaboración.


Como explica el propio Pedro Ruíz, “Llevamos años trabajando de manera muy intensa en la zona y sentimos que nuestro viñedo ha alcanzado un punto de madurez extraordinario. La añada 2015, cata tras cata, mostraba un claro aumento de concentración y expresividad, así como la frescura y elegancia que veníamos buscando. Era el momento”.


El próximo mes de noviembre se pondrán a la venta las botellas de este nuevo vino que, sólo durante este año, convivirá con Pago de Carraovejas Reserva, que sale al mercado por última vez en su añada 2014.


Pago de Carraovejas 2015 presenta además un cuidado cambio de imagen, realizado por el estudio barcelonés Xavier Bas Disseny, elegido por la bodega por su particular sensibilidad hacia el sector del vino.
 

Sobre Pago de Carraovejas


En 1987 José María Ruiz, propietario del conocido restaurante segoviano José María funda la bodega Pago de Carraovejas en la localidad vallisoletana de Peñafiel. Desde el año 2007, Pedro Ruiz –hijo de José María— dirige la bodega, manteniendo y promoviendo los valores en el ámbito de la empresa familiar y la excelencia. En 2013 la familia Ruiz Aragoneses entra en el accionariado de Ossian culminando la operación en 2016 con la compra de la totalidad de la bodega segoviana. En marzo del presente 2017, Pago de Carraovejas refuerza su apuesta por el enoturismo con la apertura del Restaurante Ambivium, enmarcado en la propia y bodega y que fomenta una cocina innovadora, basada en el producto y con claro acento en la creatividad y la experiencia única del cliente.