Javier Gurría, cofundador de JIG. :: Fran Jiménez

IMAGINEXT CASTILLA Y LEÓN

Romper con el lenguaje del vino para acceder a un mercado más joven

L. M. COLODRÓN
16/06/2016
«Si tienes una bodega y necesitas digitalizarte, lo primero que debes pensar es en móvil y, desde ahí, construir todo lo demás». Con estas palabras, Iñaki Gurría, cofundador de JIG dejaba claro durante la mesa redonda que cerró el bloque de ponencias en Imaginext Castilla y León que el ‘smartphone’ también es el rey en el mundo de la comercialización y la gestión. Un tema que centró el segundo bloque de las jornadas, en el que Javier Gurría -el otro cofundador de esta empresa de soluciones móviles para el sector del vino- explicó los pormenores de iWine, la primera solución en movilidad desarrollada e implantada en España y que integra un completo sistema de gestión comercial «que no solo mejora el trabajo de nuestros comerciales, sino que nos permite optimizar el tiempo y analizar los datos de nuestros clientes y ventas». 
 
O, lo que es lo mismo, lograr que la tecnología facilite y simplifique el trabajo aumentando las ventas. «Innovación es la capacidad de convertir las ideas en facturas», en palabras de otro de los ponentes, Jorge Navarro, director de Innovación de Pernord Ricard. Esta bodega apuesta actualmente por la experimentación de nuevas fórmulas a través de la ‘start-up’ Winnovation Lab, un laboratorio con el que buscan nuevos conceptos para atraer al consumidor basándose en la experiencia. Junto con un vino «de nicho», dirigido a un consumidor experto, y denominado Cata cero; esta bodega ha dirigido sus miras al público joven.


Jorge Navarro.


Para captar a este tipo de cliente, Jorge Navarro tiene muy claro que el actual lenguaje en torno al mundo del vino tiene que cambiar: «’Color rojo picado con destellos violáceos’ puede desanimar a muchos potenciales clientes», reconoció. Navarro comparó su producto con la cerveza, «donde en los anuncios siempre se habla de amistad, de momentos refrescantes o de evasión». Por este motivo la bodega Pernord Ricard ha lanzado ‘Blanco y en botella’, una gama dirigida a un público de entre 25 a 35 años cuya nota de cata solo recoge ‘Simplemente disfrútelo. Sin rodeos’.

  
Aurora Peña y Dan Li.

Otra ponente que reivindicó una modificación en el lenguaje fue Dan Li, consultora de ‘e-commerce’ y logística internacional de Alibaba, que intervino junto a su compañera Aurora Peña. «Es necesario abrir la mente y abrir barreras, y ser más competitivo, porque lo que tú no haces vendrá otro a hacerlo», apuntaron con rotundidad. Tras explicar con datos las ventajas de vender en el mercado chino (300 millones de potenciales compradores, con una mayor actividad en comercio electrónico que EE UU y un interés incipiente por los productos de calidad), y explicar la importancia de conocer cómo funcionan ‘marketplaces’ chinos como Tmall («en China no tenemos ni Google ni Facebook»), Dan Li aconsejó a las bodegas que se lancen al mercado oriental «pero con nombres chinos, para facilitar la búsqueda de los excelentes vinos de esta tierra».

La consultora de ‘e-commerce’ explicó que, por ejemplo, Ribera, Cigales o Rueda carecen de ese nombre chino, una denominación que sí que ha adquirido ya Emilio Moro, según apuntó un representante de esta bodega que se encontraba entre el público.
 

Divertia cata interactiva con los dispositivos móviles





Javier Gurría se encargó después de conducir por una aplicación de móvil la cata interactiva, junto a Nieves Caballero, redactora de vinos y gastronomía de El Norte de Castilla, en la que se degsutaron un rosado y un tinto de la DO Cigales y un verdejo de la DO Rueda. Los assitentes participaron activamente en la cata con sus dispositivos móviles.

Si el máximo objetivo de cualquier cata de vinos es el disfrute de los participantes, ayer se logró con creces. Los ponentes, bodegueros, enólogos, comunicadores y otros asistentes a Imaginext Castilla y León participaron en una cata interactiva que requería el uso de sus dispositivos móviles, gracias a la tecnología presentada por Javier Gurría, cofundador de JIG, quien les fue conduciendo por una aplicación que incluye premios. Se cataron un rosado y un tinto de la DO Cigales y un blanco de Rueda.