Integrantes del programa europeo Rural Growth, en las jornadas celebradas en el castillo de La Mota. :: Fran Jiménez

RUTA DEL VINO DE RUEDA

Medina del Campo recibirá apoyo europeo para ser el epicentro del enoturismo del entorno

PATRICIA GONZÁLEZ
17/07/2017
Se pensó que era una moda o una tendencia que tendría un periodo de auge breve y después se disiparía, pero el enoturismo es una realidad que ha llegado para quedarse. Potenciar lo autóctono, articular emprendimientos que recuperan los tradicionales oficios de la zona pero adaptados a los nuevos tiempos donde el i+D+I marcan las líneas de desarrollo y pensar en global son los tres pilares que el Ayuntamiento de Medina del Campo, a través de la Concejalía de Desarrollo Local, ha puesto en marcha para, paso a paso, conseguir que la villa de las ferias se convierta en un referente en materia de enoturismo en la provincia de Valladolid y en Europa.
 

«El enoturismo ya no es una profesión de futuro sino de presente y por ello es necesario fomentar la cualificación de los profesionales, su reciclaje profesional y especialización» asegura la concejala de Desarrollo Local, Raquel Alonso, que junto al técnico del área, David Muriel, están liderando este proceso con la puesta en marcha de políticas que además de generar beneficios en Medina del Campo, también lo hacen en toda su comarca. Y es posible gracias a la financiación directa que llega desde Bruselas con programas europeos de primer orden como son el Rural Growth (Crecimiento Rural) que pertenece al Programa de Cooperación Territorial Interreg Europa 2014-2020; la red de trabajo City Centre Doctor, implementada en el URBACT III o el ‘Europoly: an innovative BottomUp approach to fight euroscepticism through networking’ (Europoly: un enfoque innovador para combatir el euroescepticismo a través de la creación de redes), un proyecto financiado en su totalidad por la Unión Europea para jóvenes de menos de 35 años y cuyo objetivo no es otro que el empoderamiento juvenil.
 

Bajo el paraguas de Europa y con la Ruta del Vino Rueda como herramienta principal de crecimiento comarcal, la villa de las ferias saca pecho ante sus socios europeos (en la actualidad cuenta con una red de contactos de más de medio centenar de ciudades, algunas tan importantes como Newcastle en Reino Unido) al haber conseguido en poco menos de dos años dinamizar los recursos que ofrece la Denominación de Origen Rueda (DO Rueda) y generar una serie de sinergias que han favorecido la creación de actividades complementarias que han basado sus emprendimientos en la tradición histórica de la Comarca Tierras de Medina.
 

Pensamiento global
 

Hace unos años era impensable que la Feria Imperiales y Comuneros llegara a Finlandia o que los grupos de trabajo de esta muestra pudieran formar parte de otras recreaciones como las que todos los años se realizan en verano en Bruselas o, incluso, que los productos tradicionales elaborados en la localidad y en su alfoz pudieran llegar a distintas partes del globo como Nueva York o Lisboa. Estos ejemplos son una pequeña parte de todas las acciones que el Ayuntamiento está poniendo en marcha a través de la hoja de ruta Medina21Europa. Planteamiento dirigido por la concejalía de Desarrollo Local pero que cuenta con mesas de trabajo conformadas por ciudadanos.
 

En estos momentos es más que habitual ver a expertos europeos pasear por Medina o por municipios cercanos como La Seca, Mojados, Tordesillas, Rueda o Gomeznarro para conocer de primera mano las buenas prácticas de los emprendedores de la Comarca y de la Ruta del Vino Rueda. « En la actualidad, la Ruta del Vino Rueda cuenta con más de 120 socios de 19 municipios que codo con codo trabajan en promociones y acciones conjuntas que hacen que los visitantes recorran toda la comarca y, sobretodo, que tengan como punto de encuentro Medina del Campo», explican desde el área de Desarrollo Local, que concretan que «el objetivo es el de apostar por el desarrollo global de la comarca Tierras de Medina a través de los sectores vinculados o las empresas ligadas a la Ruta del Vino Rueda. El objetivo es que tengan un pilar en materia de formación, encuentros internacionales o apoyo al fomento de los denominados empleos verdes».
 

Además de estas líneas de actuación y además de impulsar el enoturismo en la Denominación de Origen Rueda, el Ayuntamiento de Medina del Campo ha puesto en marcha el primer curso especializado en enoturismo gracias a la colaboración del Centro de Formación Concertada Gregorio Fernández y la consultoría Welcome Castilla y León. Los primeros alumnos ya han finalizado su formación y la apuesta por la formación «seguirá hacia adelante ya que desde el Ayuntamiento junto a otras instituciones estamos barajando la posibilidad de solicitar al Ministerio nuevas formaciones regladas que sirvan para ampliar el tejido social y económico de la comarca».
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS