RUTA DEL VINO RIBERA DEL DUERO

La Ruta del Vino Ribera del Duero acude como Destino Smart al III Congreso de Ciudades Inteligentes

EL NORTE
26/04/2017
La Ruta del Vino Ribera del Duero se ha situado a la vanguardia tecnológica a la hora de captar al turista digital. Ha sido la primera zona turística de Europa en utilizar beacons, dispositivos que permiten a los visitantes obtener información continua y actualizada sin necesidad de disponer de conexión a internet. La aplicación que emplea para ello, Inventrip, ha sido una de las primeras de España incluidas por Google en su nuevo servicio Nearby.
 
 
Esta apuesta por la innovación tecnológica a la hora de convertirse en un itinerario inteligente, o Ruta Smart, le ha merecido ser seleccionada entre más de 300 proyectos analizados por un comité de expertos para confeccionar el programa del III Congreso de Ciudades Inteligentes, que se celebra en La N@ve de Madrid durante hoy y mañana.


La ponencia de la Ruta del Vino Ribera del Duero, 'Ruta Smart Ribera del Duero: señalización turística inteligente conectada con Inventrip', será expuesta mañana jueves, 27 de abril, a partir de las 11 horas por Augusto Ramos, CEO de Sismotur, empresa responsable de Inventrip. El auditorio del Congreso de Ciudades Inteligentes son principalmente profesionales,  empresas y representantes de la administración relacionados directa o indirectamente con estas tecnologías.


La implantación de la aplicación Inventrip y la tecnología beacon en la Ruta del Vino Ribera del Duero, que ahora se está exportando a otros destinos, comenzó en el año 2014 con el objetivo de conseguir conectar con el turista digital que, en el siglo XXI, ya no recurre al papel, sino que se sirve de medios tecnológicos para obtener la información que le permita planificar su viaje antes de llegar a su destino y obtener datos e improvisar sus siguientes pasos una vez en él.


103 oficinas de turismo


Aprovechando la señalización turística instalada en una primera fase, se han repartido por todo el territorio amparado por la Ruta del Vino Ribera del Duero 103 puntos de acceso a los dispositivos beacon. Identificados con el icono universal de señal turística, permite acceder a través de bluetooth, sin necesidad de tener conexión a internet y sin gastar tarifa de datos, a cuanta información el visitante necesita para disfrutar al máximo su estancia en la zona. Ello supone que la Ruta pase de tener cuatro oficinas de turismo, a 103 «porque las señales turísticas inteligentes pueden facilitar cuanta información requiera el visitante', explica Augusto Ramos.


Este sistema permite a la Ruta del Vino Ribera del Duero ofrecer y gestionar de forma interna información sobre recursos turísticos, actividades o establecimientos adheridos o asociados a ella o programar viajes e itinerarios que pueda realizar el visitante. Todo ello con el valor añadido que proporciona la posibilidad de realizar una actualización constante.


Además, al turista se le habla en su propio idioma ya que se ofrece la información en castellano, catalán euskera, francés, inglés, alemán, portugués y ruso. Una lista de idiomas que en el plazo aproximado de un mes incorporará el chino.


Otro de sus valores es su concepción como plataforma global. Esto permite que, una vez se ha obtenido la aplicación Inventrip, estará operativa en todos aquellos lugares en que se disponga de esta tecnología. «Se podrá utilizar en diferentes lugares. El visitante que obtenga Inventrip en Santa Susana, en Cataluña, lo tendrá ya disponible para la Ruta del Vino Ribera del Duero o para otros puntos donde se está implantando», señala Ramos.



Sobre la Ruta del Vino Ribera del Duero


La Ruta del Vino Ribera del Duero recorre las cuatro provincias castellanoleonesas que engloba la Denominación de Origen homónima, Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Se extiende por una franja de 115 kilómetros de este a oeste y apenas 35 de norte a sur y cuenta con más de 21.000 hectáreas de viñedo.
Está integrada por 260 asociados y adheridos. Entre ellos se encuentran 57 municipios, cinco asociaciones, incluido el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, 56 bodegas, 46 alojamientos, 30 restaurantes y 24 museos y centros de interpretación, entre ellos seis dedicados en exclusiva al vino. Enotecas y comercios, establecimientos de ocio y oficinas de turismo completan el listado de adhesiones a este itinerario turístico.
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS