El chef Ramiro Sánchez prepara varios platos en el gastrobar de Portia. :: S. G.

RUTA DEL VINO RIBERA DEL DUERO

Bodegas Portia apuesta por la gastronomía y el arte para destacar como referente enoturístico

SUSANA GUTIÉRREZ
24/05/2017

Además de ser una de las bodegas más visitadas en la Ruta de la Denominación de Origen Ribera del Duero, Portia quiere convertirse en un referente gastronómico y artístico dentro del panorama enoturístico. La única bodega diseñada por el afamado arquitecto británico Norman Foster, situada en la localidad burgalesa de Gumiel de Izán, acaba de estrenar un nuevo concepto de gastrobar con el que pretende llamar la atención de los casi 20.000 visitantes que pasan durante al año por la elaboradora del Grupo Faustino.

 

El Grupo Maher, con el chef Ramiro Sánchez a la cabeza, se ha puesto al frente de los fogonos de una de las bodegas más vanguardistas y conocidas del panorama español con su Triennia Gastrobar.

«Vamos a lanzar una serie de menús que nos diferencien de lo que es la gastronomía típica de un bodega, con todo tipo de productos, pero también con una zona de tapas más distendida que permita no tener que sentarse seriamente a comer, además de disfrutar de la terraza», detalla el responsable de la cocina.

De esta manera, se podrá degustar desde el menú castellano a base del plato estrella de la zona, el lechazo asado en horno de leña; hasta el menú más vanguardista con platos de cocina de autor y degustación, pasando por el menú especialmente maridado con vinos de la bodega. En el plano informal, los visitantes podrán difrustar de las ofertas a base de dos o tres tapas, regadas con los distintos vinos del Grupo Faustino.

El gastrobar permanecerá abierto todos los días de la semana, con la idea de atraer a enoturistas y público en general. «Además de que nos visiten para conocer la bodega, queremos también que se queden a comer y a disfrutar de las gastronomía que ofrecemos», insiste Ramiro.


 

Centro de arte
 

La arquitectura de vanguardia, el vino y la gastronomía completan el circulo con la apuesta por el arte que, desde su inauguración, preside Bodegas Portia. Todas las instalaciones son como un gran museo en el que se pasea entre cuadros, llamando especialmente la atención la nave de barricas donde la relación entre las artes plásticas y la cultura del vino alcanzan su máxima expresión.

Viendo la buena acogida que ha tenido la propuesta Ars Fundum, que pusieron en marcha hace unos años, la bodega ha decidido mantener algunas de las obras y actualizar otras para dar una nueva perspectiva al visitante.

Entre las novedades destacan cuadros de artitas como Antonio Rojas, Santiago Ydañez, Manuel Ros, Joel Mestre o Chrisotfer Prat. Más allá de la pintura, también esculturas, lonas, fotografías y vídeos completan la oferta artística de la bodega, impulsada por la inicitiva de inversión privada Ars Fundum. Una apuesta de arte que aboga por la divulgación y promoción de artístas españoles y portugueses. La actual exposición de Bodegas Portia reúne a 74 obras de 39 artístas, la mayor parte de ellas de grandes dimensiones pensadas para armonizar con el grandioso espacio de elaboración de vino.

ARTÍCULOS RELACIONADOS