Adelino Pérez, tesorero de Bierzo Enoturismo; Misericordia Bello, presidenta, y Manoli Escuredo, gerente. :: El Norte

BIERZO ENOTURISMO

Bierzo Enoturismo inicia una nueva etapa centrada en la naturaleza, la cultura y la gastronomía

EL NORTE
19/07/2017

Naturaleza, arqueología, cultura, gastronomía y deporte, así como la enología, centrarán la oferta de Bierzo Enoturismo en su nueva etapa bajo la presidencia de Misericordia Bello. Una oferta turística que aprovechará los hechos diferenciales de una comarca que posee una gran riqueza histórica y paisajística, bajo los principios de la calidad y la sostenibilidad. Misericordia Bello asumió en diciembre de 2015 la presidencia de una Asociación que se encontraba con una deuda de más de 100.000 euros y sin capacidad para acceder a las ayudas públicas previstas debido precisamente a su estado contable negativo. En consecuencia, el primer objetivo que se marcó la junta directiva fue dotar a Bierzo Enoturismo de la viabilidad económica necesaria para garantizar su funcionamiento en condiciones óptimas. Entre otras medidas, se obtuvo un crédito bancario que permitió saldar las deudas con proveedores y, posteriormente, se solicitaron nuevas ayudas. 

 

Bierzo Enoturismo, tras superar una primera etapa empleada en garantizar su viabilidad económica, ha iniciado un nuevo periodo con una nueva junta directiva y nuevo equipo gestor. Recientemente se ha incorporado a la Asociación su nueva gerente, Manoli Escuredo, quien ha implementado un nuevo plan estratégico donde la promoción de la nueva oferta y la consecución de más subvenciones y nuevos socios son los pilares fundamentales. La nueva Bierzo Enoturismo se volcará también en el servicio a sus socios, con la organización de sesiones informativas y  grupos de trabajo para la creación de eventos promocionales.
 

Bierzo Enoturismo cuenta actualmente con 81 socios, de los cuales 20 son bodegas, 18 alojamientos y 10 restaurantes. El resto son museos, empresas de ocio y aventura y comercios. También pertenecen a la Asociación cinco ayuntamientos, el Consejo Comarcal y la DO Bierzo. La nueva gerencia espera llegar a 100 socios antes de terminar el año.
 

Nueva imagen
 

Bierzo Enoturismo acometerá en los próximos meses una nueva imagen que se trasladará a todo el material promocional. En este sentido realizará cambios en la web para adaptar el contenido a la nueva oferta y al público al que se dirige. Asimismo imprimirá nuevos catálogos publicitarios y potenciará la comunicación en prensa y redes sociales. Especial relevancia tendrá la creación de eventos periódicos dirigidos a la promoción de la oferta enoturística.

 

Objetivos
 

El nuevo equipo gestor se ha marcado como objetivo la consolidación de  la marca Bierzo Enoturismo a través de una oferta diferenciada aprovechando la personalidad de una comarca histórica y de gran belleza. Para ello lanzará al mercado propuestas atractivas asociadas al turismo de calidad, a sus vinos y bodegas, enmarcadas en una comarca cuyos mejores reclamos son la naturaleza, la arquitectura  la gastronomía y, desde luego, sus vinos y bodegas.
 

Misericordia Bello ha señalado que Bierzo Enoturismo debe tener también una gestión social. «Debemos contribuir al asentamiento de la  identidad berciana creando un estado de opinión favorable a la conservación de la economía agroalimentaria y sus riquezas naturales. Incluiremos todos los recursos naturales en la oferta enoturística del Bierzo».
 

El rescate de la asociación

 

Misericordia Bello asumió en diciembre de 2015 la presidencia de una Asociación que se encontraba con una deuda de más de 100.000 euros y sin capacidad para acceder a las ayudas públicas previstas debido precisamente a su estado contable negativo. 
 

En consecuencia, el primer objetivo que se marcó la junta directiva fue dotar a Bierzo Enoturismo de la viabilidad económica necesaria para garantizar su funcionamiento en condiciones óptimas. Entre otras medidas, se obtuvo un crédito bancario que permitió saldar las deudas con proveedores y posteriormente se solicitaron nuevas ayudas. Actualmente Bierzo Enoturismo cuenta con la confianza tanto de la Diputación de León como la del Consejo Comarcal. Ambas instituciones han confirmado ya su voluntad de facilitar los fondos necesarios para comenzar con los trabajos de promoción y relanzamiento de la Asociación.
 

El tesorero de la Asociación, Adelino Pérez, ha subrayado que «tenemos un proyecto viable desde el punto de vista financiero. Es totalmente rentable y hoy podemos afrontar nuevas inversiones». Pérez apuesta por la «máxima transparencia» de la gestión mediante la presentación periódica de los estados financieros a los socios. «Aunque seamos una asociación sin ánimo de lucro, debemos buscar la rentabilidad para cada una de las empresas o instituciones que forman parte de Bierzo Enoturismo».

 

«La situación es francamente prometedora. Hemos saneado las cuentas, obtenido nuevas vías de financiación y también se están incorporando nuevos socios.  A día de hoy puedo afirmar que la Asociación está lista para comenzar una nueva etapa de prosperidad», ha añadido Misericordia Bello.


Perfil del enoturista

 

Según un informe realizado en 2016 por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, la estancia media en las rutas del vino es de 2,19 días. El enoturismo es, por tanto, una modalidad turística de escapada, asociada a fines de semana y puentes.
 

El enoturista escoge alojamientos hoteleros de calidad media-alta y media. El gasto sobrepasa el nivel de la media del turista nacional o internacional con una media de 144,34 euros, Considerando los 2,19 días de media de duración del viaje, el gasto medio total en un viaje de enoturismo sería de 316,10 euros por persona.
 

Los principales factores de atracción a una ruta del vino son sus vinos, sus bodegas y su gastronomía. El 37,6% de los encuestados asegura realizar el viaje motivado directamente por la cultura del vino.
 

El enoturismo sigue siendo una modalidad turística que habitualmente se realiza en pareja. Junto a ella, los viajes en grupos reducidos de amigos y en familia son las principales formas de realizarlo. La franja de edad predominante se sitúa entre los 46 y los 65 años.

 


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS