Sala de barricas de la bodega La Luz del Duero. :: El Norte

CLUB DE CATAS DE EL NORTE DE CASTILLA

Tres vinos ribereños y uno argentino de la bodega La Luz del Duero cerrarán las catas de El Norte en 2017

N. CABALLERO
15/12/2017
Los invitados del Club de Catas de El Norte de Castilla (y su canal especializados Castillayleondevinos.com) tendrán la última cita de este año el próximo lunes, 18 de diciembre. En esta ocasión, será la bodega La Luz del Duero, que ha mudado su anterior nombre de Valpincia, aunque lo conserva para sus vinos. El encuentro tendrá lugar a las 20:00 horas en el hotel AC Palacio de Santa Ana de Valladolid.
 
 
Los aficionados al vino tendrán la oportunidad de apreciar cuatro grandes vinos, tres de ellos de la Ribera del Duero y un cuarto de la bodega argentina Finca de la Luz, situada en el Valle de Uco, en la provincia de Mendoza. Se trata de Valpincia Crianza 2015, Valpincia Reserva 2012, Gran Valpincia Winemaker Selección 2014 y Gran Callejón Winemaker Selección 2015.


El empresario Ricardo Fernández Nuñez nació en Argentina, pero desciende de inmigrantes gallegos que viajaron al país de los gauchos en busca de mejor vida y hacienda, hace más de 110 años. Serafín Y María eran una pareja de recién casado cuando abandonaron España y pusieron rumbo a Argentina. Serafín había cultivado la viña en los alrededores del Castillo del Peñafiel (Valladolid) y siempre tuvo en su mente regresar a tales nostálgicos paisajes. Un sueño que transmitió a sus nieto. Hace dos años, Ricardo Fernández Nuñez, con bodegas en Argentina e Italia, decidió hacer realidad aquel sueño de sus abuelos y adquirió esta bodega de la Ribera del Duero vallisoletana.


El propio bodeguero explicar el lunes sus proyectos enológicos a los invitados de El Norte de Castilla. La directora técnica de La Luz del Duero, Noelia Mena, ya ha adelantado que la bodega cuenta en Ribera del Duero con 40 hectáreas de viñedos propios y más de 60 controlados. Muchos de estos viñedos son pequeños majuelo viejos de la provincia de Burgos que se destinan a los mejores vinos de la bodega vallisoletana debido a su gran potencial para largas crianzas. Las instalaciones de Peñafiel cuentan con 1.100 barricas de roble francés.


La cata arrancará con Valpincia Crianza 2015, un vino del que Noelia Mena asegura  que tiene un gran componente frutas, goloso y de entrada fácil en boca a pesar de su complejidad. Valpincia Reserva 2012, un vino sedoso, que representa a la perfección a los grandes vinos ribereños. Gran Valpincia Winemaker Selección 2014, una golosa referencia también de Ribera. Se trata de un vino muy exclusivo del que sólo se elaboran 5.000 botellas.


La mayor sorpresa llegará con la salida a escena del vino argentino Gran Callejón Winemaker Selección 2015, un vino elaborado con tres variedades, entre otras la casta malbec, petit verdot y merlot. Se trata de  ‘blend’ de gran personalidad. La fermentación maloláctica natural se realiza durante su etapa de madurez en barricas de roble francés de 160 litros y 225 litros. El período de madurez de los vinos en barricas es de 12 meses. El tiempo de guarda en botella para esta línea es de 12 meses.