CLUB DE CATAS DE EL NORTE DE CASTILLA

Pagos de Valcerracín conducirá a los invitados por un viaje desde la Ribera a Argentina

N. CABALLERO
28/11/2016
No es muy habitual que los invitados del Club de Catas de El Norte de Castilla (y su canal www.castillayleondevinos. com) tengan la oportunidad de probar referencias enológicas procedentes de fuera de la comunidad autónoma y de España. Pero mañana martes, 29 de noviembre, en la sala de catas del hotel AC Palacio de Santa Ana, en Valladolid, se podrán apreciar las características de dos vinos elaborados en el Valle de Uco, en la provincia argentina de Mendoza, y otros tres de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Será de la mano de Pagos de Valcerracín.
 
Este viaje por los vinos de Castilla y León y de Argentina tiene mucho sentido. Hace 110 años, los gallegos Serafín Fernández y María Nuñez, que llegaron como temporeros de la viña a Peñafiel, en Valladolid, y después decidieron emigrar a Argentina. En la provincia de Mendoza, un pariente muy lejano compartió su pan con los recién llegados trabajadores "golondrinas" (como aves de paso, van allá donde haya trabajo). Fue entonces cuando Serafín Fernández decidió plantar viñas. De hecho, en el Museo del Inmigrante de Buenos Aires se puede leer anotado en un solo renglón: "Serafín y María Fernández Nuñez. Origen: Gallegos. Oficio: La Viña".


Hace cuarenta años el abuelo tuvo un momento de morriña y añoranza, y llamó a sus nietos, ya mayores, para decirles: «Nunca les pedí más que respeto y, de tanto en tanto, un beso. Ahora necesito pedirles algo más. No quiero irme, cuando me vaya, sin haber escuchado de ustedes que volverán al viento del Norte a dejar una flor y que en esos viejos Pagos de Valcerracín harán vino. Pueden hacerlo hijos, porque nosotros llegamos hasta aquí sin nada, y ustedes pueden llevarnos en el corazón porque tienen todo».


Tempranillo y malbec


Uno de esos nietos, Ricardo Fernández Nuñez, ha emprendido ese viaje de vuelta prometido para elaborar vino en el Pago de Valcerracín, tan querido para sus abuelos, muy cerca del Castillo de Peñafiel. El sueño se convirtió en realidad tras adquirir Valpincia, una bodega con 30 años de historia en la Ribera del Duero. Así, la familia se ha reencontrado con sus orígenes.
En primer lugar, los invitados de El Norte de Castilla catarán tres vinos de la Ribera del Duero de la variedad tempranillo: Pagos de Valcerracín Tempranillo, Pagos de Valcerracín Roble y Pagos de Valcerracín Crianza.


A continuación, entrarán en escena dos vinos de la malbec, la variedad reina en Argentina. Se trata de Callejón del Crimen Reserva y Callejón del Crimen Gran Reserva, elaborados en Finca La Luz, en el Valle de Uco, en la provincia de Mendoza.


La cata será conducida por Roberto Cipresso, enólogo italiano, que coordina la enología de todas las bodegas; Joaquín Bartolomé, enólogo español de Pagos de Valcerracín, en la DO Ribera del Duero, y Pablo Tasso, sumiller argentino de Callejón del Crimen.