La enóloga Verónica Pareja. :: El Norte

CLUB DE CATAS DE EL NORTE DE CASTILLA

Los vinos de Emina Ribera del Duero, protagonistas en la cata de El Norte el 18 de octubre

EL NORTE
16/10/2017
Los invitados del Club de Catas de El Norte de Castilla y su canal especializado www.castillayleondevinos.com tienen una nueva cita para disfrutar con cuatro vinos de la Bodega Emina Ribera del Duero. La convocatoria con los aficionado al vino tendrá lugar el próximo miércoles, 18 de octubre, a las 20:00 horas, en el hotel AC Palacio de Santa Ana.
 
 
Esta bodega se localiza en el término municipal de Valbuena de Duero, en concreto en la Carretera de San Bernardo, donde además de visitar la bodega, el museo dedicado a la cultura del vino y el jardín de variedades, se disfrutar de la gastronomía de la tierra en el restaurante La Espadaña de San Bernardo. En plena milla de oro de la Ribera del Duero vallisoletana ha apostado por la innovación sin olvidarse de la larga tradición vitivinícola de la comarca.


Ya desde su construcción, la bodega Emina mantiene un fuerte vínculo con el medio ambiente y el respeta el entorno en el que se encuentra. El compromiso del bodeguero  Carlos Moro en la lucha contra el cambio climático ha sido constante, así las instalaciones de Emina Ribera del Duero fueron un claro ejemplo medioambiental por su proyecto para autoabastecerse de energía, con sus placas fotovoltaicas, una caldera de energía térmica y otra caldera de biomasa.


Al mismo tiempo, el Grupo Matarromera se convirtió en la primera empresa española en lograr el certificado de Huella de Carbono Calculada, otorgado por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), lo que permite a la bodega conocer el impacto real que tiene la producción de sus vinos sobre la atmósfera y sobre el medio ambiente. Todos es importante, desde el peso del vidrio de cada botella hasta el cartón que se utiliza para el embalaje. Emina cuenta con un sistema que permite el aprovechamiento íntegro de la uva. En primer lugar, del fruto de la vila se extrae el vino y con los hollejos se elaboran aguardientes. Con los restos se obtiene compost que vuelve a la tierra en forma de abono, de manera que se cierra el ciclo de vida de la uva.


Los invitados de El Norte de Castilla catarán Emina Pasión 2016, Emina Crianza 2014, Emina Reserva 2012 y Emina Atio 2006. Será la enóloga Verónica Pareja la encargada de explicar las características organolépticas de estos cuatro vinos tintos de la Ribera del Duero elaborados en exclusiva con la variedad tempranillo, de acuerdo a las distintas añadas, viñedos y elaboraciones.


Pasión 2016 tiene cuatro meses en barrica de roble americano de los bosques de Missouri. Las uvas proceden de las fincas Viñas Rosas y Vemilión de una cosecha en la que llovió en invierno y en primavera pero el verano fue seco y caluroso, que dio vinos con abundantes fruta fresca, finura y elegancia aromática.


Emina Crianza 2014 se embotella después de 12 meses de envejecimiento en roble americano y francés. Las uvas procedían de los viñedos Los Apriscos, Viñas Rosas, El Almendro, La Hinojera y Valdebaniego. Emina Reserva 2012 es un vino muy elegante con 16 meses de crianza. Las viñas están plantadas en espaldera en las fincas Valdelacasa, La Cabaña, El Horno y Valdebaniego.


Emina Atio 2006 mantiene el perfil aromático de la añada a pesar de tener más de diez años. Las uvas proceden del viñedo Pago del Horno de Valbuena de Duero. El vino estrena dos veces barrica de roble francés del bosque Allier, la primera para criarse durante 16 meses y la segunda para permanecer otros dos meses. La bodega ha recurrido al término «atio» porque es la primera referencia que se tiene del mundo del vino en esta zona. Ya en el Siglo XII (1143), los monjes cistercienses del Monasterio de Santa María de Valbuena trajeron la variedad de uva tempranillo. El yacimiento de Pintia (situado en Padilla de Duero, junto a Peñafiel), cercano a Emina, ha descubierto en los últimos años multitud de restos relacionados con el cultivo del vino.