CLUB DE CATA DE EL NORTE D CASTILLA

Los invitados de El Norte cataron un blanco de albillo y tres tintos de tempranillo de 3Elementos

NIEVES CABALLERO
23/05/2017
Eduardo Gascón elabora vinos de Ribera del Duero que se salen un poco de la norma. Para ello ha apostado por producir los tintos de la variedad tempranillo, con uvas de viñas viejas de distintos suelos y altitudes, con maceraciones cortas en depósitos de acero inoxidable más bajos y anchos, con fermentaciones malolácticas en barricas de 500 litros, con crianzas sobre sus propias lías y con ‘batonages’ durante cinco meses.
 
De esa manera, logra vinos más frutado y elegantes, en los que se integra mejor la madera, con más volumen, persistencia y complejidad. La personalidad de los vinos de 3Elementos viene dada también por el encubado de la uva entera cuando llega de la viña, por lo que se produce una microfermentación carbónica en cada uno de los granos. 




Eduardo Gascón sorprendió ayer gratamente con todos sus vinos a los invitados de El Norte de Castilla, que en primer lugar cataron 3L Albillo, una variedad muy presente en la Ribera del Duero pero no utilizada como monovarietal si no para elaborar rosados. Sin embargo, las bodegas de esta comarca ya están haciendo sus pinitos con esta variedad. Se trata de una casta que madura antes y ofrece más dificultades a la hora de la elaboración porque tiene el hollejo muy fino. Un vino en el que predominan las frutas de pepita y hueso, como la manzana y el melocotón. Este vino, que ha sido elaborado como un tinto, le sirvió para «romper una lanza a favor de las variedades autóctonas, como la albillo». Fue una primicia porque todavía no ha salido al mercado, aunque será calificado como Ribera del Duero.







A continuación se cató 3Elementos de las añadas 2013 y 2014, lo que permitió apreciar las diferencias entre estas dos cosechas. La de 2013 fue muy húmeda e irregular, lo que obligó a los enólogos a seleccionar muy bien la uva en la viña y a trabajar mucho en la bodega, tal y como confirmó la enóloga María José Esteban. La de 2014 fue más homogéneo y una de las grandes cosechas de la Ribera del Duero. Se trata de un vino que se elabora con las uvas procedentes de cinco parcelas distintas que se elabora por lotes y después se mezcla (’coupage’). 3Elementos 2013 presenta menos capa a la vista que la siguiente añada y está en el momento adecuado de degustación, mientras que el 2014 necesita todavía un tiempo en botella para que esté redondo, según señaló el propio Gascón.





El último vino fue Vórtice 2014, un vino de pago o de autor, que procede de una única parcela con cepas de más de 85 años. Eduardo Gascón explicó que el vino de la cosecha de 2015 ya saldrá al mercado calificado como ecológico. Este sí, apuntó, «es un Ribera del Duero de toda la vida». De este vino salen al mercado entre 600 y mil botellas, dependiendo de la cosecha.




El propietario de esta bodega situada en Quintanilla de Onésimo (Valladolid), que se puede visitar con cita previa, explicó que el nombre de 3Elementos responde a la compañía, la comida y el vino.