Yolanda Martín, uno de los miembros del jurado. :: S. G.

HONTORIA FUSIÓN 2017

Un jurado de personas ciegas profundiza en los matices del vino

SUSANA GUTIÉRREZ
17/07/2017
Una cata muy especial, en la que se sacaron a la luz muchos más matices gustativos y olfativos que en un concurso de vinos al uso. Esa fue una de las mayores singularidades que se marcaron durante el concurso de vinos enmarcado en la primera edición de Hontoria Fusión, un festival enoturístico que se celebró el pasado fin de semana en la localidad burgalesa de Hontoria de Valdearados.
 

Un jurado formado por una decena de personas invidentes o con deficiencia visual grave fallaron los premios de esta cita enoturística, en la que participaron diez vinos Alta Expresión de la Denominación de Origen Ribera del Duero. «Cada uno de los catadores ha estado acompañado por un sumiller profesional. Todos ellos, se han mostrado sorprendidos por la cantidad de matices que han detectado en las fases gustativas y olfativas y que a nosotros, que nos dedicamos al mundo del vino, se nos escapan», explicó Alfonso Martínez, concejal de Turismo de la localidad.
 

La exvicepresidenta de la ONCE, Yolanda Martín, fue una de las integrantes del jurado de Hontoria Fusión, e hizo hincapié en la importancia de este concurso tan original que se ha desarrollado por primera vez y deseó que la idea se propague y se consolide en el tiempo. «Hemos podido apreciar los aromas, el sabor, el olor del vino y el encanto que hay detrás del vino. No vemos, pero tenemos muchas otras percepciones que hemos podido plasmar en nuestra valoración», explicó. Finalmente, las puntuaciones del jurado, decidieron que el vino Archangelus Gabriheli de bodegas Linaje de Gasea de Caleruega (Burgos) se llevara el premio dentro de este primer concurso. El presidente de Ribera del Duero, Enrique Pascual, quiso también respaldar con su presencia la iniciativa.

NOTICIAS RELACIONADAS