Imagen de la visita del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su esposa, Élvira Fernández (derecha), con Pablo Álvarez, consejero delegado de Vega Sicilia, y su mujer, Elisa Kwon. :: El Norte

TEMPOS VEGA SICILIA

Mariano Rajoy visitó Vega Sicilia por primera vez y se interesó por la elaboración de sus míticos vinos

Jorge Moreno
27/11/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizó el pasado sábado, 25 de nociembre, una visita a la bodega Vega Sicilia, que se prolongó por espacio de más de seis horas y en la que conoció por vez primera sus instalaciones en Valbuena de Duero, donde participó en una comida y se interó por la forma de eslaborar de sus vinos de leyenda.

 

El jefe del Ejecutivo español, que viajó en coche desde Madrid, fue recibido por Pablo Álvarez Mezquiriz, consejero delegado de la empresa, quien le mostró las diferentes salas donde reposan los caldos, en algunos casos desde hace más de 35 años.
 

La visita, de carácter privado y en la que estuvieron un grupo de amigos de Rajoy, entre ellos varios médicos y su hermano, se aprovechó por parte del anfitrión para realizar una cata de cinco de los vinos de mayor calidad de Vega Sicilia, tanto de sus viñedos españoles como de Hungría, país al que la familia Álvarez llegó en 1993.
 

La cata consistió en la degustación de un champán de aperitivo, un Tokaj húngaro seco, el tinto Alión, un tempranillo Valbuena, y dos reservas Únicos Vega Sicilia.
 

Al almuerzo, "distendido en el que no se tomó lechazo ni se habló de política", se sumó además de Enrique Rajoy, hermano del jefe del Ejecutivo y titular del Registro de la Propiedad número 3 de Valladolid, y el senador del PP por Valladolid, Miguel Ángel Cortés.
 

Fuentes presentes en este encuentro relataron que Mariano Rajoy se mostró totalmente tranquilo, pese a los graves momentos políticos que se han vivido en las últimas semanas en relación con la crisis catalana, el cese del gobierno de la Generalitat, y la aplicación del artículo 155 de la Constitución.
 

Rajoy se mostró sorprendido por el sistema de elaboración de los vinos que ha llevado a cabo la familia Álvarez desde abril de 1982, cuando compró esta bodega de la Ribera del Duero a un empresario venezolano.
 

Sobre las siete de la tarde, el presidente del Gobierno dio por concluida esta "reunión de viejos amigos" y regresó en coche con su mujer, Elvira Fernández, a la capital de España.


 

NOTICIAS RELACIONADAS