Vendimia en la comarca vitivinícola de Cigales. :: GABRIEL VILLAMIL

Vendimia 2010

La cosecha de uva de 2010 es menor que la de 2009, pero de más calidad

NIEVES CABALLERO | VALLADOLID
05/12/2010
La producción de la DO Rueda aumenta el 28%, mientras que en la Ribera de Duero disminuye el 18% por las heladas de mayo
 
La cosecha de uva de 2010 en las denominaciones de origen y zonas con vinos de calidad ha alcanzado los 197.131.831 kilogramos, frente a los 201.489.266 kilos de la vendimia del 2009. Esto supone que una ligera bajada del 2,2%. Sin embargo, según las previsiones de los bodegueros, todo apunta a que la añada de 2010 va a superar en calidad a la anterior. La campaña vitivinícola 2010 estuvo marcada por la inestabilidad meteorológica, con una incidencia importante en el ciclo vegetativo de la vid, que venía ligeramente retrasado respecto a las fechas habituales, aunque se recuperó al final.

Este ha sido un año más húmedo que 2009. Durante el invierno y la primavera se dieron importantes precipitaciones, mientras que el verano fue bastante seco y con altas temperaturas, lo que permitió que la vid recuperara su ciclo. La campaña se caracterizó por un invierno frío, una primavera suave y un verano en sus inicios más bien fresco (junio-julio) y bastante más caluroso en los meses de agosto y septiembre.

Las condiciones meteorológicas han provocado que la producción sea irregular, tanto del grano como del grado de maduración. En cualquier caso, el estado sanitario de las uvas fue bastante bueno por lo que la mayoría de las zonas esperan una cosecha de buena calidad.

Equiparadas

En la primera quincena de mayo se registraron algunas heladas significativas para esas fechas que afectaron a prácticamente a todas las figuras de calidad vínicas. En concreto, la Denominación de Origen más afectada fue Ribera del Duero, sobre todo los viñedos de Valladolid. Esto incidió en una menor cosecha en la primera comarca vitivinícola de Castilla y León, tanto por el número de hectáreas de vid inscritas (20.888) como de bodegas (más de 270). Si en esta DO se recogieron 87.237.085 kilos en 2009, en esta campaña se han rondado los 71.300.000, lo que representa una disminución del 18%. Por el contrario, la cosecha de Rueda ha registrado un generoso crecimiento del 28%, al pasar de los cerca de 60 millones de kilos de uva a 76.940.977 en la vendimia de 2010. De manera que se ha puesto por encima de Ribera en producción.

Según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, el sector cuenta con más 540 bodegas y un volumen de ventas de 480 millones de euros al año. Su dinamismo ha contribuido a situar a la industria vitivinícola de la comunidad autónoma como la segunda en cuanto a inversiones en el contexto nacional. Castilla y León con más de 75.000 hectáreas de viñedo, tiene una producción media de 2 millones de hectolitros de vino al año. El 86% de la superficie de viñedo en Castilla y León se localiza en zonas de figuras de calidad, que suman cerca de 65.000 hectáreas. En concreto, están reconocidas nueve denominaciones de origen: Arlanza, Arribes, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda, Tierra de León, Tierra del Vino de Zamora y Toro; además de tres Vinos de Calidad: Valtiendas, Valles de Benavente y Sierra de Salamanca, y un Vino de la Tierra de Castilla y León.

Ventas

El enorme potencial de Castilla y León en la producción de vinos de calidad ha permitido que se coloque como la segunda región de España en cuota de mercado, como demuestran los resultados reflejados en los datos del Estudio del mercado del vino del año 2009 de la consultora AC Nielsen, que confirman la tendencia alcista de los últimos años al señalar que los vinos con Denominación de Origen de Castilla y León alcanzan en su conjunto el 17,1% del mercado nacional del vino.

A pesar del actual contexto del mercado de vino en España, los vinos con denominación de origen de Castilla y León están entre los que experimentan un mayor crecimiento en términos de cuota de mercado. El pasado año volvió a ser un buen ejercicio para el vino con DO de Castilla y León en cuanto a sus ventas en el mercado nacional, dado que aumentaron su volumen el 1,6% , en un entorno de mercado descendente (-1,5% para el conjunto del vino con DO de España). En los canales de alimentación, los vinos con DO de Castilla y León también ganan cuota situándose en el 14,3%, medio punto por encima que hace un año. Concretamente, más del 15% de los euros vendidos en el canal de alimentación, son de vinos con DO de Castilla y León.
NOTICIAS RELACIONADAS