Adrián Ferrero, CEO y cofundador de Biome Makers, parte de su equipo y representantes de Bayer Crop Science, durante la presentación del nuevo CoLaborator de Bayer. :: El Norte

DESARROLLO AGRÍCOLA

La agricultura del futuro tiene ADN de Castilla y León

EL NORTE

La multinacional Bayer elige la empresa Biome Makers como primer huésped en su centro comunidad global de innovación y desarrollo agrícola (AgTech Hub) en West Sacramento (California). Sus fundadores, los leoneses Adrián Ferrero y Alberto Acedo, combinan las técnicas genómicas avanzadas de identificación microbiológica y sistemas propios de computación inteligente para favorecer una agricultura más productiva siempre desde el respeto al medio ambiente. La compañía de estos dos leoneses nace en 2015, tras su paso por la aceleradora estadounidense Illumina, y se asienta en San Francisco (California) y Valladolid (España). El departamento de I+D se encuentra en el Parque Científico del Campus Miguel Delibes, donde trabajan 20 personas, entre microbiólogos, genetistas, ingenieros agrónomos, bioinformáticos y expertos en programación.

 

La clave está en el suelo. Aunque parezcan invisibles, los microorganismos son esenciales para el futuro sostenible y saludable del planeta. Resultan fundamentales en el ciclo de los nutrientes y son los responsables de la alimentación de las plantas. Además, juegan un papel crucial para amortiguar los efectos del cambio climático, de las sequías y de las inundaciones.


Sin embargo, nos encontramos en un momento de la historia donde la agricultura moderna ha devastado la biodiversidad microbiana que prosperaba en suelos sanos, y que la evolución había tardado miles de años en conseguir, obstaculizando así los procesos naturales que enriquecen los cultivos y provocando desequilibrios ecológicos que se traducen en un aumento del número de plagas, el empobrecimiento global de la materia orgánica y un grave estancamiento en los rendimientos de los cultivos.
 

Biome Makers permite evaluar el efecto real de cualquier práctica agrícola: fertilizantes, estimulantes o pesticidas, y diagnosticar carencias, problemas o características especiales únicas de la funcionalidad del suelo para cualquier cultivo. La compañía ha desarrollado una tecnología única que permite la comprensión del microbioma (conjunto de microorganismos que habita un lugar determinado) para concienciar sobre la fabricación y el uso apropiado de los productos fitosanitarios, creando un mecanismo objetivo para medir la vida de los suelos. En paralelo, se establece un compromiso con el medio ambiente y el futuro de nuestro planeta a través de la gestión de una agricultura sostenible que permite rendimientos adecuados y garantiza la seguridad alimentaria mundial.

 

La empresa con sedes en California y en Valladolid abandera el cambio hacia la sostenibilidad en el campo de la agricultura y Bayer, la multinacional líder en el sector agroquímico, apuesta por este innovador punto de mira. «Consideramos que es absolutamente esencial desarrollar colaboraciones en el campo de la innovación en agricultura. Estamos en un momento realmente emocionante en el que están surgiendo nuevos descubrimientos y tecnologías en torno a la alimentación y la agricultura», afirma el director de Investigación y Desarrollo Global de Bayer Crop Science, Adrian Percy. «La región de Sacramento es el lugar perfecto para que nuestro CoLaborator nutra nuevas empresas y permita que Bayer descubra nuevas tecnologías. Greater Sacramento ha demostrado ser un socio importante para que logremos ese objetivo».

 

Sacramento, capital administrativa del estado de California y eje principal de investigación científica en EE UU, con la universidad UC Davis a la cabeza, será la nueva sede de esta empresa liderada por los innovadores españoles Acedo y Ferrero y que cuenta con un equipo multidisciplinar de 20 personas. Microbiólogos, genetistas, ingenieros agrónomos, bioinformáticos y expertos en programación son las piezas de un engranaje diverso que mueve la innovación en la nueva concepción de la agricultura.



De la viticultura al resto de la agricultura

 

En palabras de Adrián Ferrero y Alberto Acedo: «Estamos muy ilusionados; para Biome Makers es una gran oportunidad que nos permitirá expandir a otros cultivos el conocimiento adquirido en los últimos dos años en el campo de la viticultura, donde hemos conseguido una posición destacada».

 

La compañía de estos dos leoneses nace en 2015, tras su paso por la aceleradora estadounidense Illumina, y se asienta en San Francisco (California) y Valladolid (España). La primera aplicación de la tecnología desarrollada por Biome Makers es WineSeq, una herramienta que mejora las prácticas vitícolas y que está siendo utilizada por más de 400 bodegas de los cinco continentes. Además, WineSeq es la primera comunidad global abierta en torno al microbioma enológico que alberga a más de 1.000 usuarios.

 

El prestigio de Biome Makers en el último año ha ido en aumento como demuestran sus casos de éxito en el campo de la viticultura, los premios y reconocimientos como el Winnovation Awards o Agfunder y las publicaciones en medios tan prestigiosos como Forbes o Nature.

 

http://www.wineseq.com/

http://www.biomemakers.com/


 

NOTICIAS RELACIONADAS