El enólogo Sergio Ávila. :: El Norte

RECONOCIMIENTOS

Finca Los Hoyales 2014 recibe la Medalla Gran Oro en el Mundial de Tempranillo 2018

EL NORTE
02/01/2018
Finca Los Hoyales, el vino más exclusivo de la bodega Cruz de Alba, ha obtenido la más alta distinción en la última edición del Mundial de Tempranillo 2018 con su añada 2014. 578 han sido los vinos presentados al concurso, un numero bastante superior respeto a ediciones pasadas según confirman los organizadores, que testifica la importancia clave de esta variedad en España. Un 30% de ellos ha sido reconocido con algún premio, mientras solamente 5 entre los vinos presentados han recibido la Medalla Gran Oro, máximo galardón alcanzable en el certamen. 
 
 

Otro de sus vinos, Cruz de Alba Crianza 2014, ha obtenido en una medalla de Oro, hecho que refrenda la excelencia enológica de esta bodega boutique en pleno corazón de la milla de Oro de la Ribera del Duero.

 

Finca Los Hoyales 2014 está elaborado con uvas 100% Tempranillo procedentes del pago del mismo nombre, una microparcela de 1,8 hectáreas plantada hace más de 50 años en Padilla del Duero (Valladolid). Su enólogo, Sergio Ávila, quien tiene verdadera pasión por la enología definiéndola como un “estilo de vida”, cuida minuciosamente su proceso productivo, desde el crecimiento de las parras y sus frutos, hasta el trabajo en la bodega. Es por eso que el cultivo de la uva se realiza un paso más allá de los ya estrictos principios de la agricultura biodinámica, en total harmonía con los ciclos de la naturaleza. La vendimia es manual con una minuciosa selección de los racimos en el campo, mientras el proceso de crianza de 22 meses se realiza, sin trasiegos, en barricas nuevas de roble francés.
 

Poder saborear un Finca Los Hoyales 2014 es hoy aún más un privilegio, considerando también su producción limitada de 6.000 botellas. Su precio de venta al público es de 59 euros.
 

Añada 2014
 

2014 fue una añada marcada por la normalidad durante el ciclo del cultivo, con las condiciones ideales para obtener un caldo de excelente calidad. La brotación fue uniforme, rápida y más temprana que en 2013. Las temperaturas en primavera fueron suaves, sin heladas, pero con noches frescas, lo que mantuvo la vegetación en un desarrollo ideal para esas fechas. El verano fue típico de Castilla, seco, con alguna lluvia esporádica en julio, lo que ayudó al envero. Los cambio térmicos de Septiembre entre el día y la noche dieron a la uva una importante intensidad de color.

 

Nostas de catas
 

De color rojo y elegante capa, ofrece una sutil y compleja nariz con marcadas notas de fruta negra, especias, especias y ligeros recuerdos balsámicos, integrados con una delicada y armónica madera. En boca se muestra noble, con carácter, pero fiel a la elegancia que le caracteriza mostrándose sabroso, estructurado, marcando en su longitud notas de fruta negra, torrefactos y un final aterciopelado.

 

Sobre Bodegas Cruz de Alba
 

Bodegas Cruz de Alba, comenzó su primera elaboración en el año 2003. Situada en el entorno de Peñafiel, cuenta con 40 hectáreas de viñas, cuya plantación comenzó en 1963, en espaldera y a una altura de 700 metros de altitud en suelos franco arenosos muy pobres. El viñedo cuenta con unas condiciones inmejorables para la producción de vino de calidad. Además, existe una considerable proporción de viña vieja, lo que ayuda a la hora de obtener vinos con un marcado carácter.
 

Son numerosos los premios que ha recibido la bodega. Cruz de Alba recibió el premio al Mejor Tempranillo del Mundo 2013 y ha recibido numerosas medallas de oro en numerosos concursos internacionales desde su fundación.
 

www.cruzdealba.es


 

NOTICIAS RELACIONADAS