VINO Y DISEÑO

El nuevo Castelo Rosé se inspira en el cuadro 'El nacimiento de Venus' de Sandro Botticelli

EL NORTE
08/03/2018

La bodega Castelo de Medina, que cuenta con más de 180 hectáreas de viñedo propio en el término municipal de Villaverde de Medina (Valladolid), lanza al mercado la añada 2017 del Castelo Rosé, su variedad rosada limitada a 15.000 botellas. Perteneciente a la IGP Vinos de la Tierra de Castilla y León, llega con una imagen renovada e importantes reconocimientos: fue elegido Mejor Vino Rosado de España de 2017 por la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores (WAWWJ), además de situarse entre los 50 Mejores Vinos de España de 2017 seleccionados por dicha asociación y alzarse con la Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas 2017.


 

 

En el Castelo Rosé 2017 se aprecia una luminosa capa rosa palo con reflejos salmón. Elaborado mayoritariamente con la variedad Garnacha, es un vino armónico y sabroso, más potente y cálido que añadas anteriores que incluían un porcentaje de Tempranillo. Expresa la delicadeza floral de un blanco, pero con más cuerpo, de tal forma que recuerda a un tinto. Presenta una frescura frutal en nariz, con ciertos toques de fresa ácida. El paso por boca es fluido y equilibrado, con una mayor estructura y una cierta acidez que recuerda a la variedad Verdejo. De hecho, está elaborado como un vino blanco, sin apenas maceración con el hollejo, con fermentaciones a temperaturas bajas y una pequeña crianza sobre lías en depósito de acero inoxidable. El vino cuesta 7 euros.


 

Una etiqueta con arte y sensibilidad
 

En 2016, Castelo de Medina optó por renovar la imagen de toda su gama de vinos mediante la inclusión de referencias a distintas disciplinas que pueden relacionarse con la enología, tales como la astronomía o la orientación, por su control sobre el paso del tiempo. La añada 2017 de Castelo Rosé es la primera de esta variedad que presenta la nueva imagen de la firma.

 

La estética de la botella se inspira en el cuadro 'El nacimiento de Venus', de Sandro Botticelli, obra maestra del Renacimiento. En la esquina superior izquierda de la etiqueta se aprecia un delicado dibujo, realizado mediante trazos de color rosa, que representa a dos personajes mitológicos que aparecen en la escena: Céfiro y Cloris. Fundidos en un abrazo, son testigos de la llegada de la diosa del amor, a la que empujan con su soplo. Céfiro encarna al Viento del Oeste –orientación de las Bodegas Castelo de Medina en la Península Ibérica–; la ninfa Cloris, su consorte, es la diosa de los jardines. La claridad de su piel remite al color rosado pálido del Castelo Rosé. La tipografía empleada en la etiqueta sigue también la nueva línea de diseño de Bodegas Castelo de Medina, aunque en este caso se dulcifica mediante el empleo de un estilo manuscrito más informal para la palabra Rosé.
 


Sobre Bodegas Castelo de Medina

 

Las Bodegas Castelo de Medina, con sus más de 180 hectáreas de viñedo propio, están situadas en el corazón de la Denominación de Origen Rueda, donde desde 1996 elaboran vinos de la más alta calidad.

En Castelo de Medina cultivan la vid, vendimian, seleccionan, elaboran, embotellan y comercializan; ofreciendo año tras año una garantía de calidad óptima en sus vinos blancos, rosados y tintos; premiados en los principales certámenes internacionales y reconocidos como Mejor Verdejo del Mundo de 2014, 2016 y 2017; Mejor Sauvignon Blanc del Mundo de 2016 y 2017 Y Mejor Vino Rosado de España de 2017 por parte la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vino (WAWWJ).
 

La bodega cuenta con equipos de tecnología avanzada apropiados para una elaboración de gran calidad, estando inmersa en continuos programas de I+D+i, pero manteniendo por encima de todo los principios tradicionales de elaboración de la zona.

NOTICIAS RELACIONADAS