DO RIBERA DEL DUERO

Aumenta la contratación de temporeros en la Ribera del Duero pese a la merma de la coseha

SUSANA GUTIÉRREZ
30/10/2017
El número de temporeros con contratos en regla para la vendimia en la Ribera del Duero ha subido en 2017, a pesar de la merma de la cosecha, ya que se ha recogido menos de la mitad de uva que el pasado año. En esta campaña se han formalizado un total de 256 contratos de temporeros, pese a la reducción de la carga de trabajo debido a la gran helada del mes de abril, a la que se ha unido la sequía.
 

El secretario comarcal de CCOO, Jorge Melero, ve el dato positivo ya que «comparándolo con otros años, han sido más contratos y, de alguna manera, la labor de concienciación social ha calado». En este sentido, ha mostrado la importancia de dar voz a los trabajadores que, de alguna manera, son «invisibles» por el temor de demostrar su situación. Melero ha resaltado que, a pesar de que se ha dado un paso, queda mucho camino por delante. «El problema no ha desaparecido, este año por la sequía y las circunstancias se han visto menos temporeros en condiciones indignas, durmiendo en la calle o en cajeros, pero el problema está ahí», ha incidido.

 

Así se puso de manifiesto el pasado viernes en Aranda de Duero durante la Jornada sobre el sector agrario de Castilla y León, en la que se trataron temas de actualidad como la siniestralidad laboral, la precariedad laboral y el trabajo sumergido. La implicación de las diversas administraciones, los sindicatos agrarios y las empresas es fundamental para atajar los problemas que se viven en el sector, según el secretario regional de Comisiones Obreras de Industria, Gonzalo Díez.  Al respecto, apela a en la necesidad de informar a los empresarios para que no recurran a organizaciones intermediarios «de dudosa procedencia» y, por ello, «es necesario guiar sobre las contrataciones para que sepan lo que hay que hacer y lo que no, porque al final se dan casos de fraude, de economía sumergida».

NOTICIAS RELACIONADAS